Sin categoría

8 ideas de refrigerios escolares

refrigerios escolares

La alimentación es muy importante, en especial durante los primeros años de vida de los niños, de hecho, refrigerios nutritivos se recomiendan en la rutina diaria de ellos, ya que les ayudan a esperar cada comida fuerte, pero en especial porque al ingerir más nutrientes y vitaminas obtienen más energía y fuerzas durante el día.

Los refrigerios escolares deben ser complementos que ayuden a disminuir ansiedad, por lo que no deben ser pesados para que no sustituyan las otras comidas, para ello, se podría establecer un horario para dárselos.

Los mejores refrigerios para niños

En caso de no saber qué prepararle de refrigerio a los niños, a continuación mostraremos algunas ideas.

Brochetas de frutas o dulce

Las brochetas de frutas o dulces además de ricas son atractivas a la vista de los niños. Lo mejor es que son muy fáciles de preparar, solo se necesitan palitos de madera y frutas picadas en cuadros pequeños o en diferentes formas. Se pueden alternar con algún tipo de golosina y espolvorearles un poco de azúcar.

Sándwiches con formas

Este refrigerio es uno de los preferidos por los niños, ya que se pueden hacer de diferentes figuras y sabores, sin embargo, lo que por general se necesita es rebanadas de pan blanco, jamón y queso de cualquier tipo, aderezos, rodajas de zanahoria y pepinillo.

Para que sea mucho más divertido, se pueden hacer de diferentes formas con un molde, ya sea de animalitos o verduras o cualquier otra figura que sea llamativa. En caso de que se cuente con poco tiempo. se pueden rellenar solo de algún tipo de mermelada.

Bizcocho de achira

El bizcocho de achira es una de las recetas colombianas más deliciosas, que se caracteriza por su textura crocante y sabor salado que lo convierte en una buena opción de refrigerio. Además, es muy fácil de preparar, básicamente lleva harina de achira, mantequilla derretida, queso campesino molido o granulado, yema de huevo y sal.

Torticas de plátano

Si tienes pocos recursos para preparar un buen refrigerio para los niños, las torticas de plátano son una buena alternativa, ya que solo se necesita plátano maduro, huevos, mantequilla, sal y un poco de harina, todos esos ingredientes de mezclan en un bol hasta crear una mezcla espesa y consistente.

Luego, se fríen y al estar bien cocidas se les puede espolvorear un poco de azúcar, algún tipo de mermelada o chocolate.

Yogurt con cereales y frutas

El yogurt es un buen refrigerio porque contiene calcio, el cual favorece al desarrollo y fortalecimiento de los huesos. Además, es ligero por lo que se puede tomar antes de las comidas sin que interfiera en el apetito.

Se puede preparar de manera manual o para que sea mucho más rápido comprarlo en alguna tienda, en caso de que no tenga azúcar se le puede agregar un poco o en su defecto miel. Para acompañarlo hay muchas opciones, como cereales, frutas, chocolates, galletas y mucho más.

Compotas

Pocos refrigerios son tan nutritivos como las compotas de frutas, ya que al prepararlas se aprovecha el máximo de sus vitaminas, minerales y nutrientes. Para que sea mucho más saludable, lo mejor es prepararlas en casa.

Básicamente, lo que se debe hacer es extraer la pulpa de la fruta, picar en trozos pequeños y cocinar hasta que esté bien blando durante unos 15 minutos, aunque el tiempo dependerá del tipo de fruta que sea. Luego de que se enfríe, se licúa o tritura bien con un poco del jugo de donde se ha cocido la fruta.

Leche de avena

La leche de avena se puede tomar fría o caliente y para su preparación solo se requiere avena molida, leche líquida, azúcar, clavo de olor y canela.

Como es para niños, lo ideal es licuarla para que las hojuelas se desintegren lo mejor posible, para ello también se puede cocinar o simplemente dejar remojando durante varias horas. En un vaso con tapa se puede servir y preparar para que lo lleven al colegio o para consumir en casa.

Batido de zanahoria y naranja

Este jugo es nutritivo porque aporta antioxidantes y vitaminas que sirven para fortalecer dientes y encías y prevenir la anemia. En una licuadora se colocan las zanahorias y naranjas cortadas en pequeños trozos, agua fría, azúcar al gusto, hielo y se licúa durante unos minutos hasta que se integren bien ambos ingredientes.

Un punto a favor de los refrigerios es lo sencillos que son de preparar, además de que no es necesario invertir mucho dinero y en especial tiempo. Pero a la vez se logra alimentar y proveer los nutrientes necesarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.